El lado malo de las tarjetas de crédito - Desventajas
News Ticker

El lado malo de las tarjetas de crédito – Desventajas

Anuncios publicitarios

Cuidados que debes tener con tu tarjeta de crédito: puntos en contra

Aunque las tarjetas de crédito pueden ser herramientas útiles, también pueden conducir a problemas financieros si no se utilizan correctamente. Para asegurarse de que el uso del crédito no se traduzca en una pesadilla financiera con el paso del tiempo, lo mejor es que consideres, también, los malos aspectos del uso de tarjetas de crédito y de esta manera, aprender cómo evitar una gestión potencialmente grave.

Anuncios publicitarios

Antes de elegir un producto, servicio y en general, de tomar una decisión, debemos revisar de manera detallada todos y cada uno de los puntos y dimensiones que puede alcanzar, entre ellos los puntos tanto positivos como aquellos que pueden jugar en contra. Es por esto que en esta ocasión decidimos contarte los cuidados que debes tener con tu tarjeta de crédito y que pueden convertirse en verdaderas desventajas.

Desventajas de las tarjetas de crédito

Es momento de ver cuáles son estos aspectos con los que los futuros clientes y los clientes estables deben tener especial cuidado sobre el uso de las tarjetas de crédito para evitar cualquier complicación que desfavorezca su relación financiera con el producto. Empecemos:
Uso inmediato

Sabemos que este es un punto que si bien es una ventaja por la facilidad de tener una liquidez inmediata, una mala gestión puede convertirlo en un punto en contra. Muchos usuarios de tarjetas de crédito no pueden realizar un seguimiento de cuánto gastan y, como resultado, no tienen suficiente dinero para cubrir sus compras al final del mes.

Para evitar esta potencial gestión de crédito, los usuarios deben revisar regularmente su tarjeta de crédito en línea para realizar observar cuánto han acumulado y asignar dinero para pagar sus compras con tarjeta de crédito al final de cada mes.

Anuncios publicitarios

Pago mínimo de la tentación

Los usuarios de tarjetas de crédito que sólo hacen los pagos mínimos en sus tarjetas de crédito, en última instancia, terminan pagando de nuevo una cantidad de dinero que es mucho mayor al monto originalmente establecido en la tarjeta. Como los pagos mínimos se fijan a menudo bajos, es más fácil para los usuarios pagar, pero sin saberlo acaba aumentando los intereses en mucha más medida.
Muchas tarjetas

desventajas tarjetas

Las tarjetas de crédito son a menudo fáciles de obtener, lo que lleva a los usuarios de tarjetas de crédito a abrir muchas cuentas. Cuantas más tarjetas tiene una persona, más fácil será que acumule deudas que luego no tendrá cómo. Para evitar este problema de tener en exceso productos como tarjeta de crédito a las que no podrá responder, es mejor evitar la tentación y negarse a “probar” o adquirir directamente nuevos productos cuando ya contamos con una herramienta que nos ofrece lo que necesitamos y que desbordan la deuda.

Potencial para el robo de identidad

El uso de la tarjeta de crédito regular puede aumentar el riesgo de que un individuo sea víctima de robo de identidad, una de las prácticas de las que más deben cuidarse los titulares de este tipo de productos. Para reducir el riesgo de convertirse en víctima del robo de identidad, lo mejor será tomar medidas, entre ellas, no dar números de tarjetas de crédito ni información personal por canales como líneas telefónicas, chats o correo electrónico.

Términos complicados

Los usuarios de tarjetas de crédito que no revisan atentamente el contrato asociado con sus tarjetas de crédito, pueden terminar recibiendo una sorpresa cuando reciban su factura. Muchas tarjetas de crédito tienen complicadas condiciones del servicio, que aunque pueden solucionar con asesores, en ocasiones se omiten por el acceso inmediato al producto.

No entender y cumplir con estos términos, podría dar lugar a aumentos de las tasas, multas pesadas o deudas más grandes. Para evitar este problema con la tarjeta de crédito, revisa cuidadosamente todas las condiciones de crédito antes de utilizarlas y las actualizaciones de los términos. No hay que olvidar que las agencias de protección al consumidor están ahí para cualquier situación.

Compras por impulso

Una tarjeta de crédito permite y además, facilita las compras por impulso, lo que significa que un cliente puede “comprar hasta el cansancio” y conseguir que se acumulen las facturas sin ser conscientes del monto que crece. Esto puede ser desastroso. Si los pagos no se gestionan con consciencia pueden empezar a acumular y crecer de manera desorbitante. En este caso, debes ser consciente de la facilidad con que se pueden hacer compras con una tarjeta de crédito, pero también destinarla a compras necesarias o que planeas y tienes cómo responder.

Los cuidados acerca de los puntos en contra que pueden presentar en este caso las tarjetas de crédito, dependen sustancialmente de los hábitos de consumo y gestión financiera que tenga el titular con sus productos, pues si bien resultan atractivas por su facilidad de uso, también conviene mirarlas con detalle antes de tomar una decisión. Conoce más de administración financiera en nuestra sección de Consejos.

Anuncios publicitarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*